lunes, 26 de febrero de 2018

Los viejos en la calle y los jóvenes en el sofá

Milio Mariño

Cuesta creer que hayan pasado cincuenta años, pero hace ya medio siglo que, por estas fechas, los estudiantes y los obreros franceses empezaran a protagonizar un cambio social que sería determinante para configurar la Europa del bienestar. Aunque la referencia sea mayo -Mayo del 68- unos meses antes, allá por febrero y marzo, surgieron las primeras protestas que llevarían, luego, al acuerdo de incrementar el salario mínimo un 35%, los salarios medios un 12%, la semana laboral de 40 horas y el reconocimiento de las secciones sindicales en el seno de las empresas.

Andando el tiempo, fueron legión quienes se apuntaron el mérito de aquel estallido social. De hecho, soy de los pocos, de mí generación, que no dice que estuvo en París viviendo aquello. Pero no estuve, lo reconozco. Andaba por Sabugo, tomando algún cubalibre que otro y dejando panfletos por las esquinas. Soltábamos cuatro octavillas y salíamos por piernas, antes de que llegaran los chicos de la Brigada Político Social.

Lo que algunos hacíamos entonces era eso, pero que nadie se alarme que no pienso contarles la historia. Soy consciente de que, trasladado al presente, son batallitas de un abuelo que tuvo la suerte de pertenecer a una generación que rompió con todo. Un abuelo que no acaba de resignarse a que sus herederos, los indignados, hayan fracasado y no protagonicen nada nuevo ni se identifiquen con una clase social concreta, a lo mejor porque hoy las diferencias de clase nadie quiere verlas y el debate de las ideas ha pasado a ser irrelevante por obra y gracia de unos dirigentes que disfrutan aferrados a su endogamia.

Batallitas aparte, quienes hace medio siglo teníamos 18 0 19 años, hicimos lo que pudimos. Y, supongo que será por eso, por el paso del tiempo y el peso de los recuerdos, que comparamos el presente con el pasado y llegamos a la conclusión de que, lo que define, hoy, a la juventud es la indiferencia. Es la pérdida del entusiasmo, la apatía, la desgana y la despreocupación. Es haber caído en la dejadez y que, poco a poco, se haya ido gestando una manera de vivir en la que se acepta la sumisión. Al final, los jóvenes se han acomodado tanto a la precariedad, y las desgracias, que hagan lo que hagan con ellos les importa un bledo.

Les importa poco porque viven en una burbuja y todo lo demás les resbala. Una burbuja tonta que hace que crean que el ascenso social y el acceso al bienestar se consiguen por azar o con una educación superior. Creen que todo se arregla con ir a la universidad. Los referentes de la lucha por la dignidad y la primacía del interés general han desparecido. Pasan del compromiso social y del sacrificio. Se dejan arrebatar sus derechos y se refugian escondiéndose detrás del iPod. Les falta el coraje de sus abuelos. Unos abuelos que han vuelto a salir a la calle para luchar contra el recorte de las pensiones.

Acabamos de verlo. Quienes se movilizaban hace cincuenta años vuelven a estar en la calle mientras los jóvenes ni provocándolos se mueven. La CEOE acaba proponer como becarios a los mayores de 45 años y ni una protesta. Es el mundo al revés. Son los viejos protestando y los jóvenes en el sofá, jugando con Twitter y con Wasap.

Milio Mariño / Artículo de Opinión / Diario La Nueva España

17 comentarios:

  1. Hipocresía. Hablar sin saber para sacar blogs es deleznable.

    ResponderEliminar
  2. Y comentar sin argumentar solo insultar más aún.

    ResponderEliminar
  3. Q fácil es criticar los jóvenes son como lo hemos hecho los padres y esta sociedad, algunos mayores salen a protestar como otros seguirán votando la misma mierda siempre, cuando salió el 15 M les dijeron haceros un partido político y ahora siguen votando la misma mierda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todos los jóvenes de hace 50 años salían a protestar como no todos los jóvenes de hoy se quedan en el sofá. No busquemos nuevos enfrentamientos, cada uno que luche por lo que crea y punto.

      Eliminar
  4. Los jóvenes salieron cuando se les recortó en educación además que generaciones salieron por el 15M o ya se nos ha olvidado y durante las manifestaciones y rodeas el Congreso del 2012 y 2013 lo que pasa que es más fácil llamar terrorista o antisistema a un joven allí hubo palos y muchos a la calle salimos por entonces todos losque quisimos y veían lo que se nos avecinaba..., era el comienzo

    ResponderEliminar
  5. Los partidos ladrones PPSoe están donde están gracias al voto de los viejos, los jóvenes salieron en el 15m, salieron al rodea el congreso mientras los viejos pensionistas estaban en el bar con el palillo en la boca cantando los goles de cristiano. Espero que os quiten la puta pensión y que tengáis que ir a comer a la basura; yo de todas formas ya he asumido que no la voy a tener. Por cierto pedazo de subnormal, en la manifa viejuna había bastantes banderitas con el aguilucho franquista. Así que iros a tomar por culo todos los del "los viejos en la calle y los jóvenes en el sofá".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un irrespetuoso anormal

      Eliminar
    2. ¿No te han dicho ninguna vez que los extremos no traen nada bueno? Aplícate el cuento y aprende a respetar, porque no hay cosa más deleznable que insultar basándote en el color político. Sí, el respeto, aquello que tanto creéis tener y promulgar los de ''hoz y martillo'', porque como digo todo extremo no trae nada bueno, y menos respeto. Ojo, ya sea extremo de un color o de otro.
      Estos ''viejos'', como tu los haces llamar, que hoy luchan por su pensión, son aquellos que lucharon por una España sin ''aguilucho'', son aquellos que trabajaron desde los 12,13 o 14 años para hacer de España lo que es hoy, para bien o para mal, pero de la que te sirves día a día, en la que puedes tomarte tu cerveza hablando de cualquier tema, desde el respeto, y en la que, por suerte, podemos, los jóvenes, recibir una educación medianamente salvable.
      Está claro que ni todos los ''viejos'' están en la calle, ni todos los jóvenes en el sofá. Pero a veces, para conseguir algo, hay que luchar, y no con salir a la calle basta, porque hay que trabajar, currarse el futuro, pero por lo menos trabajar. Y esto es algo de lo que muchos de los universitarios -lo soy-, aquellos tan preparados, no han entendido, porque no han trabajado en su puta vida, y han vivido a costa de la familia y becas que pagan aquellos que tu haces llamar viejunos. No señor, hay que luchar un poquito más.

      Eliminar
    3. Comparto la reflexión.... En el fondo eso quería decir

      Eliminar
  6. Quereis remedio ? muy facil, se les muestra la puerta y que tengan buena vida. La culpa no es de ellos sino vuestra por mantenerlos de esa manera

    ResponderEliminar
  7. Me parece un gran insulto hacia mi generación y hacia mi persona, una forma estúpida de pensar y más aún de publicar, no vengo a insultar ni despotricar, vengo a defenderme como persona "joven" que no está en el sofá viendo como sus mayores están en la calle, a defender también a los de mi generación porque si no salen a la calle es porque no luchan por sus derechos pero si salen son unos perroflautas que deberían dedicarse a buscar trabajo, lo que deberíais hacer los "adultos" es menos criticar a los jóvenes, menos decir que no se ayuda a los mayores y más reeducacion y mas miras para vosotros. Yo he estado junto a miles de jóvenes y personas mayores e incluso adultos con dos dedos de frente en plena calle, con frío, con calor, e incluso con lluvia protestando por lo que creemos justo, he salido de marcha con los compañeros de la fábrica de cocacola, he salido con los sindicatos de estudiantes, he salido por los mayores e incluso he salido por adultos que están en sus sofás poniendo verde a las juventudes porque todo lo que hacemos para ellos es mal! Así que o pensamos más o generalizamos menos

    ResponderEliminar
  8. Dejad de votar pp psoe y ciudadanos y igual la cosa cambia, es muy facil criticar a los jovenes...

    ResponderEliminar
  9. Tal vez los mayores deberían cuestionarse a sí mismos para ver si ese mundo de luchas, sacrificios y explotación que quieren dejar a los jóvenes como único e irremediable es lo correcto. Tal vez muchos jóvenes se den cuenta, precisamente porque aún lo son, que no tiene ningún sentido vivir en un mundo en el que todo consiste en esforzarse y luchar para sobresalir por encima del otro. Ese mundo de competición, de explotadores y explotados, es el que ustedes han sostenido, y para justificarse a sí mismos en su calidad de explotados, han creído que la respuesta era luchar para que el explotador cediese. Así, han seguido dando forma a un mundo carente de amor, en el que la libertad es sustituida por los deberes y los derechos. Sin embargo, el explotador no existe si uno no cede a ser explotado. Pero el miedo juega un papel importante en todo esto, y así, tanto el explotador como el explotado disfrutan de la explotación.

    ResponderEliminar
  10. El caso es que las pensiones empezaron a ser "tocadas" durante el gobierno de Zapatero: entonces hubo escasas protestas. Posteriormente el PP retrasó cada vez más la edad para poder jubilarse: los jubilados no dijeron nada, pero los del 15M sí. Solamente cuando ya les ha tocado el bolsillo se ha movilizado la tercera edad, pero antes no. Pero eso no es todo, amigos. Una parte importante del voto había los partidos que más han contribuido a que los jóvenes tengan que emigrar o tengan un trabajo y sueldo de mierda, viene de los jubilados. La pensión ya estaba asegurada, así que por qué votar a los nuevos partidos? Primero vinieron a por los judíos, y como no era judío no hice nada.... Os suena, jubilados? Ahora van a por vosotros... A los jóvenes ya les han machacado y no salisteis a protestar. Ahora toca lo que toca

    ResponderEliminar
  11. Estoy alucinando con los comentarios.Me parece flipando leer lo q estoy leyendo, vamos a dejar de criticarnos unos a otros y luchemos todos juntos porque el pueblo unidos jamás será vencido... Si es cierto q el gobierno del psoe lo tuvimos gracias a ellos,A los mayores, pero creo q ellos no lo votaron para q gobernaran de la forma q lo hicieron pq la Rosa ya no es la q era desde hace muchísimos años y del pp no hablemos siquiera pq son unos sinvergüenzas chorizos al igual a el psoe y ciudadanos.... Mi opinión es q debemos unirnos a todas las movilizaciones q haya pq a nosotros los jóvenes nos va a afectar tarde o temprano y claro está q los mayores se deben unir a nosotros pq imagino q el q no tiene hijos ,tendrá sobrinos... También tenemos a decir q ni todos los jóvenes son iguales y los mayores tampoco pq mis padres se unieron a mi para luchar en el 15m en las manifestaciones por la dignidad en Madrid y yo me uno a ellos en esta gran lucha q luego me afectará a mi..... así q lo dicho, No nos critiquemos más y tengamos más Unión para vencer a estos políticos de mierda q tenemos

    ResponderEliminar
  12. Hay que ver qué mal se toman las críticas los jóvenes. Milio Mariño a dicho "verdades como puños" y en vez de recapacitar y reflexionar, se defienden con un ataque sin sentido. Porque..., bien que han salido a defenderse a "golpe de teclado". Creo que han confundido "una lucha" de sus derechos activa, con la de cabrearse y "desfogarse" en las redes sociales.
    Si piensan que van a conseguir algo así lo llevan claro. Pero bueno..., deben de creer que algún día, la bonanza de "sistema que los explota", un día recapacite y les deje más migajas para vivir.
    Ahora, a esperar a que a "otro/a" se tome a mal mi comentario...

    ResponderEliminar

Milio Mariño